Masajes

Masaje Descontracturante

Por Giselle Stordeur

 

En la Terapia Corporal de Centros de Energía tenemos un tipo de Masaje que nos fue transmitido por Susana Milderman. Con mi hermana Liliana lo hemos codificado para trabajar con el masaje en cada zona del cuerpo. Este masaje no es sólo descontracturante sino vitalizante y armonizador. Ayuda a distribuir la energía del cuerpo, y por lo tanto es curativo. Sabiendo de la relación que el Cuerpo Energético tiene con el Cuerpo Orgánico, al trabajar la energía estamos influyendo directamente sobre los órganos con los que se relaciona cada parte de la piel y los músculos. Por esta razón, la persona que recibe este masaje no sólo se siente mejor en general por el estímulo físico que recibe, sino que comienza un proceso curativo de sus órganos. No solemos llamar masajista sino instructor a la persona que da el masaje, porque cuando formamos a un instructor de gimnasia, necesariamente lo preparamos para dar este masaje. Tampoco decimos “hacer masaje” sino “dar masaje”.

 

La energía del cuerpo circula por las llamadas “Líneas de Energía”, que corren por la cara profunda de nuestra piel, y a la que tienen acceso los acupunturistas clavando agujas en distintos puntos de la piel, para llegar a las líneas relacionadas con los órganos que quieren tratar. En nuestro masaje usamos ciertas líneas que tienen cierto paralelo con las usadas por ellos. Las Líneas de Energía son infinitas, como los meridianos de La Tierra, que van de uno a otro polo. Los meridianos de La Tierra están estudiados para localizar un punto en su superficie; los meridianos de nuestro cuerpo existen siempre aunque no los veamos: cuando el óvulo recién fecundado era una esfera, o cuando recién comienza a dividirse en muchas células para formar el nuevo cuerpo, también estas líneas van de polo a polo. Pero cuando se van formando los miembros y la cabeza, las líneas se van deformando, y corren por la piel de manera irregular. En el masaje de Centros de Energía tomamos en cuenta las líneas que están relacionadas con los músculos en sus movimientos, y con los órganos en lo profundo. Cada vez que actuamos con el masaje sobre esas líneas influimos directamente sobre los órganos relacionados con ellas. Las líneas están en contacto con los Centros de Energía puesto que corren de un Centro a otro. Estos Centros no están totalmente activos en nuestra persona: todos tenemos bloqueos de energía en algunos Centros porque la historia de nuestra vida la guardamos en forma de aumento de tono en algunos músculos. Son contracturas personales relacionadas con momentos no resueltos de nuestra existencia, razón por la cual cada uno de nosotros tenemos un cuerpo con forma particular, cada uno tenemos nuestra propia cara y nuestra propia figura. Y a causa de esos bloqueos crónicos de energía pueden aparecernos enfermedades orgánicas debido a la relación directa que tienen las contracturas con los órganos ubicados en la misma “metámera”, o parte del cuerpo correspondiente a un nervio o grupo de nervios vecinos.

 

 

Masaje Circulatorio

 

El “gran masaje”, el principal, es el llamado “Circulatorio”. Nada hay más maravilloso que recibir este masaje cuando se produce el contacto mágico de entrega entre quien lo da y el que lo recibe: es tan fuerte que sólo podemos compararlo a la relación de amor con la persona amada. Este masaje se da en todo el cuerpo para distribuir la energía desde abajo hacia arriba. El instructor trabaja con las palmas de las manos y tiene “una actitud de Centro Bajo”, con las rodillas flexionadas y la columna bien recta.

El paciente comienza acostado boca abajo en una camilla. Primero recibe el masaje en la cara posterior del cuerpo y luego en la anterior, de modo que toda la persona es así vitalizada, haciendo subir la energía desde los pies hacia la cabeza, tal cual sube Kundalini según el Yoga. Usamos un aceite adecuado para que las manos deslicen sobre la piel produciendo calor. Comenzamos primero por la zona lumbo-sacra hacia arriba en diagonal, siguiendo la dirección de las crestas ilíacas, y friccionando muchas veces para producir calor. Luego se sigue por la columna vertebral hacia arriba, después por las piernas y muslos hacia arriba, y la planta de los pies hacia los dedos; después por el dorso del tórax hacia los brazos y por los brazos hacia el dorso de las manos. Finalmente por el cuello hacia la parte más alta de la cabeza (el Centro Coronario). Se pasa después a la cara anterior del cuerpo, comenzando por el dorso de los pies hacia arriba, y por piernas y muslos por separado. Luego un circulatorio en redondo sobre el abdomen, se sigue por el tórax y los brazos, con los brazos extendidos hacia arriba con las manos más allá de la cabeza, apoyadas en la camilla. Este Masaje Circulatorio puede ser dado solo, dedicándole un tiempo adecuado a cada parte, o ser más corto, con la idea de calentar el cuerpo y vitalizarlo como paso previo a otro masaje. También solemos usar este masaje para la zona lumbar durante la gimnasia, directamente a través de la ropa, para aflojar los músculos de esta parte del cuerpo cuando hay dificultad para mover la columna. Los alumnos pueden realizar después mejor las ásanas y los movimientos de la gimnasia cuando hay alguna dificultad lumbar durante la clase, o dolores lumbares en la vida diaria.

 

 

Masaje de "despegado"

 

Otra técnica que usamos es el “despegado”, que consiste en deslizar la punta de los pulgares de ambas manos juntas, apretando profundamente sobre algún músculo que se desea trabajar, con el peso del cuerpo. Podemos deslizarnos a lo largo de todo el músculo o quedarnos sobre una contractura o “nódulo” en alguna parte del músculo. Estos nódulos son contracturas relacionadas con algún hecho acaecido algún tiempo atrás o producidas muchos años antes, relacionados con alguna situación particular en la vida del paciente, o por un accidente o golpe que no terminó de curarse. Cuando uno trabaja estos nódulos aparecen a la conciencia del paciente recuerdos relacionados directa o indirectamente con la producción de esa contractura. A veces son tan intensas las imágenes que aparecen y es tan vívido el recuerdo de la situación que las produjo, que el paciente comienza a llorar, al principio suponiendo que es el dolor lo que le produce el llanto, pero pronto se da cuenta que aparece en su memoria alguna “situación traumática” pasada. No le damos ninguna interpretación, porque en estas circunstancias las interpretaciones psicológicas son sentidas como agresivas. El instructor que da el masaje puede en cambio estimular al paciente para que relate lo que le aparece en la memoria o en la conciencia. Esto ayuda a recordar, y el paciente puede entonces acceder a su propia interpretación. Usamos también otras técnicas para dar masaje entre dos instructores, trabajando con ambas manos y en sentido contrario: el “trabajo de planos”, el “estirado”, y varias más que se aplican según las necesidades del paciente. Hemos dividido el cuerpo en diversas zonas puesto que cada parte pide una determinada manera de recibir estos masajes. Una de las zonas más importante es el cuello, el Centro Laríngeo, porque allí se localizan contracturas relacionadas con las interferencias que produce el intelecto sobre los instintos y sobre la vida emocional. Son notables los cambios que puede experimentar una persona al movilizarse sus emociones y sus instintos frenados. Esto va a ser tratado en el próximo artículo referido a lo “recreativo”. El cuello suele presentar diferentes contracturas y dolores que sólo desaparecen con el masaje. Los kinesiólogos suelen dar calor, magnetoterapia y otras técnicas para aliviar el dolor, pero no reactivan el recuerdo de lo que produjo la contractura, y por lo tanto no terminan de curar del todo al paciente. Suelo colaborar con el masaje usando la Kiropraxia para problemas de discos lumbares o cervicales de mis pacientes: las llamadas discopatías y las hernias de disco se corrigen así, y luego el masaje termina el trabajo para aflojar las contracturas que causaron esos problemas. Los pacientes se sienten relajados además de desaparecerles los dolores.

  

Consultas y comentarios

En venta en la Escuela

  • Facebook
  • Instagram

Escuela Dr. Hugo Ardiles © 2016. Escuela de Gimnasia de Centros de Energía. Todos los derechos reservados.